CON LA NO ACEPTACIÓN DE LA DIFERENCIA ACABA ENTRANDO LA TRAGEDIA EN NUESTRAS VIDAS

RESEÑA: ÁNGELES FUGACES – TRACY CHEVALIER

Ángeles fugaces, historia ambientada en la Inglaterra eduardiana de comienzos del siglo XX, es una novela coral que contiene diferentes voces, la voces de los componentes de dos familias acomodadas distintas, los liberales Coleman y los Waterhouse, más conservadores y tradicionalistas. Y es a través de esas voces, especialmente a través de las voces infantiles en primera persona de Maude Coleman y Lavinia Waterhouse, que irá avanzando la historia, voces que girarán en torno a un nexo común, un bello y romántico cementerio inglés.

angelesfugaces

Ángeles fugaces
Tracy Chevalier 
2007 Punto de lectura

Ángeles fugaces es una historia alejada de la visión negativa del mundo del sufragio femenino que algunos insisten en atribuirle. Precisamente, para entender la novela, deben superarse las concepciones tradicionalistas de lo que se supone que ha de ser una madre y fijar la mirada en Kitty Coleman, ese personaje tan incomprendido e insatisfecho en sus errores y en sus aciertos como mujer y como madre. Es a través de ella, como contrapunto, que se abordarán los temas de la muerte, la moralidad de la época, la sexualidad, el aborto… Y es a través de ella como entrará el mundo del sufragio femenino en la historia, alejado de idealismos, en toda su dureza, para hacernos reflexionar acerca de la diferencia, de la diferencia como mujer, de la diferencia como madre, de la diferencia como persona, pues es a través de la no aceptación de la diferencia como acostumbra a entrar la tragedia en nuestras vidas.

Autor reseña: Maite Mateos

 

Anuncios

“EL PARAÍSO QUE NUNCA EXISTIÓ”

RESEÑA: LA VOZ DE LOS ÁRBOLES – TRACY CHEVALIER

La autora Tracy Chevalier, de origen norteamericano pero afincada en Inglaterra, combina dos voces en esta novela, la tercera y la primera persona entrelazadas con el estilo epistolar, para narrar la historia impregnada de crudeza de los pioneros norteamericanos a través de la ficticia familia Goodenough,VozArboles especialmente a través del periplo del protagonista principal, Robert Goodenough en su huida hacia el oeste y aprovecha para hacer un guiño a personajes históricos como el de John Chapman, conocido también como Johnny Applesed, convertido en leyenda entre los primeros pioneros americanos; a Billie y Nancy Laphan, copropietarios de un bosque de sequoyas en California y a William Lobb, un aventurero buscador de plantas y semillas que participó en la creación de los exóticos jardines ingleses del siglo XIX.
Pero la voz de los árboles es más que una novela histórica de aventuras con una ambientación impecable y evocadora, pues trata de la búsqueda de la identidad, de la lucha por la vida retratada en toda su crudeza y del respeto por la naturaleza, especialmente en torno a la pasión por los árboles, duros y tan implacables en la búsqueda de su propio espacio como los mismos pioneros. Porque, solo una vez acallada la voz de Sadie Goodenough, la madre, comenzamos a oír la voz de sus hijos, Robert y Martha, a través de sus cartas, voces que buscan también, como los árboles, su propio espacio.
La novela está llena de descripciones de sequoyas, de cedros, de pinos rojos y especialmente de manzanos, cuya fruta es el símbolo de la discordia que crece entre la familia Goodenough, símbolo del paraíso que nunca existió, que no pudo ser, frente al “Paraíso perdido” de Milton.

Autor reseña: Maite Mateos