RESEÑA: LA TEMPESTAD – W. SHAKESPEARE

Tragicomedia con elementos mágicos que ha generado múltiples interpretaciones a lo largo del tiempo. Es un juego de ficciones, una dualidad entre realidad e ilusión, una representación en el interior de otra representación, la que el espectador ve y la que Próspero, el personaje principal, crea ante el resto de personajes gracias a su dominio de la magia y la ilusión.La Tempestad - 106687
Entre los numerosos temas abordados, como la condición humana, el poder, la traición, las dicotomías instinto y razón, naturaleza y civilización o la venganza y el perdón, es el libre albedrío el que da un auténtico sentido a la obra puesto que, en ningún momento hay entre los personajes sometidos al castigo de la tempestad y sus consecuencias, ningún amago de arrepentimiento..
Y con todo, yo no renuncio a la lectura colonial y patriarcal, a la identificación del indomable Calibán, hijo de la bruja Sycorax, con el buen salvaje, despreciado por el civilizado mago Próspero y por el etéreo Ariel. La bruja Sycorax puede ser entendida como la Madre Tierra, como la misma isla en la que se refugian los náufragos civilizados. Y es Próspero quien arrebata la isla al hijo de la bruja, identificando la naturaleza instintiva y pasional de Calibán con lo abyecto, adueñándose así del poder de la madre. De modo que es Próspero, como padre y única autoridad, identificado con el bien y la respetabilidad, quien decide con quien debe emparejarse su hija Miranda, idea patriarcal que a través de la literatura y las artes escénicas ha ido calando una y otra vez en la mentalidad de los lectores y espectadores.

Autor Reseña: Maite Mateos

Anuncios

Los Pastorcillos y la Sibila / Els Pastorets i la Sibil·la

 PastocillosYSibila       PastoretsiSibil·la

Descargar PDF : Los Pastorcillos y la Sibila

Descarregar PDF :  Els Pastorets i la Sibil.la

Las representaciones escénicas en torno a la historia del nacimiento del niño Jesús eran ya muy frencuentes durante la Edad Media en muchos rincones de Europa. Tenían el objetivo de reafirmar el dogma de fe en la historia sagrada cristiana durante las celebraciones de final de año. Dichas representaciones tuvieron tal éxito y continuidad en el tiempo que perduran aún hoy en Cataluña bajo la nominación de “Els Pastorets” y en sus múltiples versiones de tono cada vez más jocoso e incluso irreverente se continúan representando con éxito, ya no en las iglesias pero sí en los teatros, en las escuelas e incluso en la televisión.

Reconozco que cuando era niña las representaciones de “Els Pastorets” me fascinaban y con todo, cuando aún hoy las veo representarse en la escuela de mi hija, echo de menos una visión realmente crítica y reflexiva de dicha tradición enmarcada en el “auténtico estado laico” y en la “auténtica escuela laica” que deberíamos tener.

Y eso es lo que he intentado hacer en “Los Pastorcillos y la Sibila” y en su versión catalana “Els Pastorets i la Sibil·la”, recoger la tradición pastoril y la tradición de la Sibila para crear una nueva representación crítica de “Els Pastorets”, con la idea de ofrecer a los niños y a sus padres una lectura más laica y reflexiva de las tradiciones.

Autor: Maite Mateos