RECUPERANDO LA PROPIA MIRADA

RESEÑA: CARTES IMPERTINENTS DE DONA A DONA – Mª AURÈLIA CAPMANY

A través del género epistolar y la ironía, la autora catalana Mª Aurèlia Capmany se introduce en la piel de un sin número variopinto de mujeres que viven situaciones personales y sociales diferentes, para provocar la reflexión acerca de unas reivindicaciones feministas que aún hoy día continúan muy vigentes.
Publicadas en 1971, las Cartes impertinents de dona a dona (Cartas impertinentes de mujer a mujer) son una respuesta a la oleada feminista de los años previos, en los que la influencia de la lectura de autoras como Simone de Beauvoir estaba muy presente. Las cartas impertinentes de mujer a mujer abordan temas como el subestimado valor del trabajo realizado por las mujeres y su escasa remuneración respecto al mismo trabajo realizado por los hombres. La sumisión, el dolor, el placer, el ángel del hogar, son también temas que aparecen personificados en los numerosos personajes femeninos interpelados, algunos anónimos y otros creados por autores de la talla de Ausiàs March, Shakespeare, Ibsen, Flaubert… Personajes femeninos como Cordelia, Emma Bovary, Nora, Griselda, entre otros, a las que Mª Aurèlia Capmany interpela incisivamente para instar a las mujeres a que reflexionen sobre ellas y las rechacen, rechacen a la otra, a la mujer sumisa, a la mujer de la mirada masculina y recuperen su propia mirada, su subjetividad y la responsabilidad de sus propias acciones.

Autor reseña: Maite Mateos

Anuncios

LO QUE SIGNIFICA SER HUMANO

RESEÑA: A PROPÓSITO DE LAS MUJERES – NATALIA GINZBURG

Compilación de ocho relatos con un denominador común, la complejidad de las mujeres jóvenes y las de edad avanzada, de las guapas y de las feas, de las sencillas o las sofisticadas, de las solitarias y las acompañadas, de las adúlteras, de las malas o buenas madres… apropósitodelasmujeresUna complejidad entrevista a través de los ojos de sus hijos, de sus amantes, de sus esposos o los suyos propios. Todas ellas comparten la sensación de desamparo a la hora de relacionarse emocionalmente con el sexo opuesto, pues todas ellas son presas de una melancolía que las aboca a un pozo de negrura del que difícilmente logran escapar. Porque en el fondo no son seres tan libres como lo son los hombres para poder ocuparse de las cosas serias e “importantes” de la vida, tal y como afirma la autora italiana, Natalia Ginzburg, en el prefacio.
A propósito de las mujeres es un manifiesto de lo que significa ser mujer y ser humano, en un día a día, en lo que lo primordial debiera ser esforzarse por ser cada día más libres.

Autor reseña: Maite Mateos

LA MATERNIDAD HA DE SER UNA OPCIÓN Y NO UNA IMPOSICIÓN

RESEÑA: EL FIL INVISIBLE – GEMMA LIENAS

El fil invisible / El hilo invisible es la historia de una mujer, Julia Coma, situada ante una encrucijada en la que se debate acerca de su futuro matrimonial, la posibilidad de la maternidad y su futuro profesional como documentalista.  Mientras trabaja en un guión sobre el auténtico papel que Rosalind Franklin desempeñó en el descubrimiento de la doble hélice del ADN en 1953, descubrimiento que la autora entrelaza con una obra de la pintora surrealista Remedios Varo, donde aparece una mujer que busca el hilo que une todas las cosas del universo, el hilo al que alude el título de la novela, Julia reflexiona acerca de lo que ella espera realmente de su vida…elfilinvisible
Esta novela es pues una historia de reivindicaciones femeninas y de secretos familiares que lo impregnan todo de intriga y que ha sido galardonada con el premio BBVA Sant Joan 2018. Es también una historia que profundiza acerca del origen de la vida en todas sus facetas, desde la de la maternidad hasta el origen de los genes “invisibles” que determinan quienes somos y deja abierto el debate de la ética de la genética.
En la trama se entrelazan algunos hechos reales con ciertas licencias poéticas con el objetivo de que todo cuadre en la historia… La autora lo deja bien claro al final de la novela y por ello, no resta ni un ápice de interés a la principal de sus reflexiones acerca de la idealización de la maternidad, porque la maternidad ha de ser una opción y no una imposición cultural.

Autor reseña: Maite Mateos

UNA ODA AL LIBRE PENSAMIENTO, A LA REBELDÍA INTELECTUAL Y PERSONAL

Acerca del SINE SPECULO, reseña de Mariano Gómez García

“Sine Speculo”es la última obra de Maite Mateos Torres. En esta ocasión, la escritora barcelonesa aborda, en la que se me antoja su novela más ambiciosa, la lenta y meticulosa construcción de la vida de cada uno de nosotros, del pensamiento individual que ha de soportar el rumbo vital de la existencia del ser humano que desea ser digno de semejante apelativo: “…cada uno debe construir su propia ruta de vida, su propia verdad, al margen de todo lo establecido.” Y hay que hacerlo arriesgándolo todo, sin miedo a equivocarse, incluso caminando a ciegas si fuera preciso: “Sobre los cimientos de los pensamientos de los otros, o sobre la nada, debíamos construir nuestro propio pensamiento. ¿Era posible construirlo sobre la nada?¿Sin espejo alguno?, me repetía una y otra vez. Sine speculo…me devolvía el eco de mi mente”.

Una protagonista femenina, Alais de Albió, va desarrollando este leit motiv a lo largo de las páginas de la novela, al tiempo que la autora engrana hábilmente la narración de las peripecias intelectuales de su personaje con la lucha sin cuartel, que resulta ser de candente actualidad, en la que la dama se ve inmersa cuando intenta brillar con luz propia en un mundo dramática e injustamente masculino, que relega a papeles secundarios a las mujeres en todos los terrenos del arte y del saber por el mero hecho de serlo. Asistimos, por tanto, a la forja del carácter de una mujer intrépida y rebelde, que sospecha su procedencia aristocrática y que acepta hacerse pasar por un varón con tal de poder acceder al reservorio de cultura que en aquel lejano entonces estaba reservado exclusivamente para los hombres. En este sentido, la obra conecta con facilidad con el lector y se gana una mirada cómplice por parte del mismo, lo que hace que se lea con rapidez.
La protagonista se irá encontrando, durante su peculiar singladura, con otras mujeres, casi todas criaturas inquietas e inconformistas como ella misma, y con un par de varones que la marcarán profundamente cuando Alais sienta la inevitable llamada del sexo, la atracción por otra persona. Desde un punto de vista marcadamente frío e intelectual, deliberadamente aséptico, con el alejamiento propio del filósofo, la dama examinará sus relaciones con el sexo opuesto, tan solo para acabar cayendo gustosamente en las delicias del amor carnal, con sus claros y sus sombras: “¿Cuánto tiempo más duraría esa pasión y los sentimientos que la alimentaban? La percibía como algo muy frágil, como algo que también debía cultivarse con sumo cuidado”.
La acción se desarrolla en la Cataluña de mediados del siglo XV, época azarosa y agitada políticamente, y está documentada con amplitud y rigor. Destaca del mismo modo, y en lo tocante a documentación, la labor realizada por Maite para dar a conocer al lector, siquiera sea de manera tangencial, la interesante obra de poetisas españolas y moriscas de tan turbulentos momentos históricos, para significar con total claridad que el genio artístico, filosófico y científico del sexo femenino lleva presente entre nosotros desde el principio de los tiempos, por mucho que voces acomplejadas, malévolas o simplemente desinformadas hayan querido ocultarlo o negarlo. Pero en realidad, este instante de la historia no aporta, en mi opinión, nada sustancial al asunto central de la narración. Funciona, no obstante, como un telón de fondo eficaz y bien construido, contra el que se recorta con nitidez lo que en realidad quiere contarse, que es materia tan importante que destacaría prácticamente en cualquier época en la que se incardinase el transcurso de los hechos.
Igualdad entre hombres y mujeres, en la ciencia, en el arte, en el sexo, en la vida toda: “Lo masculino y lo femenino necesita cada uno de un infinito propio, puesto que la mujer no puede ser entendida como la medida del hombre ni el hombre como la medida de la mujer ().Todos necesitamos de nuestra propia medida para ser libres”.
En resumidas cuentas, una oda al libre pensamiento, a la rebeldía intelectual y personal, a la igualdad entre sexos y a la ineludible, imperiosa necesidad de pensar por uno mismo para convertirse “…en una persona difícil de manipular y por tanto en una persona más libre”, asunto por otra parte recurrente en la obra de Maite, presente por tanto en otras de sus novelas como “Memento fabulis”.
De muy recomendable lectura, con total franqueza.

 

Autor reseña: Mariano Gómez García

http://marianogomezgarcia.com/?page_id=1792

 

CONTRA LO QUE TODOS DEBEMOS REBELARNOS

RESEÑA: EL ÚLTIMO PATRIARCA – NAJAT EL HACHMI

Novela impregnada de la tradición oral y al mismo tiempo rompedora, con ese lenguaje tan crudo y directo en las descripciones de las escenas, cargadas unas de gran emotividad y otras de extrema violencia.el-ultimo-patriarca
Es una narración desacomplejada y valiente por parte de una autora de origen marroquí, que habla sin tapujos de la sexualidad de sus personajes, de las desigualdades sociales, de las desigualdades de género y del sistema patriarcal opresor que convierte en víctimas a hombres y mujeres por igual. Porque el patriarcado solo otorga privilegios a algunas personas, aquellas que hacen uso de la violencia en general para dominar, oprimir y someter a los demás. Como hace Mimoun en la novela, un personaje odioso, que desde niño aprende a ejercer la violencia física y psíquica contra todos los que le rodean, hermanos, padres, amantes, esposa, hijos… La pregunta es ¿se aprende, se inculca o se lleva en los genes el ser violento, dominante, opresor? En el caso de Mimoun, el protagonista de la novela, capaz de ejercer una violencia extrema, está claro que hay algo mucho más complejo que un temperamento agresivo. Todos en su entorno, desde muy niño, no hacen más que reforzar su comportamiento, considerándolo como normal en un niño o justificando su agresividad extrema como un simple trastorno transitorio. Y no es gratuito que sean la madre y las hermanas quienes más refuercen su comportamiento, educadas como están ellas mismas en esperar que sea así como se comporte un hombre con ellas, como un opresor, un dominador, un proveedor al que deben servir en todo.
El tema de la violencia de género está muy presente en la novela, pero esa violencia en realidad va mucho más allá del género, aunque las mujeres sean siempre las que tienden a sufrir de manera más notoria sus efectos.
El último patriarca es la historia de cómo y porqué se convierte alguien en un patriarca, perpetuando un sistema contra el cual debemos todos rebelarnos, al igual que hace la hija de Mimoun en el sorprendente final de la novela.

Autor reseña: Maite Mateos

EN LOS MÁRGENES DE LA SUPERFICIALIDAD

RESEÑA: LAS HIJAS DEL AGUA – SANDRA BARNEDA

Novela de ficción histórica contextualizada en la Venecia de finales del siglo XVIII. Es una historia que reivindica el papel que la mujer ha desempeñado en la historia en la lucha por sus derechos, cierto, combinando las voces de mujeres ficticias, como Lucrezia o Arabella, con las voces reales de mujeres feministas ilustres de la época, como Mary Wollstonecraft, entre otras. Pero, pese a esa conexión que aporta cierta solidez y seriedad al argumento, no deja de ser una historia de intrigas, una historia frívola que peca de un exceso de romanticismo y eso la mantiene en los márgenes de la superficialidad.Hijasdelagua
Es más, la idea de una ficticia hermandad secreta de mujeres creada para luchar por los derechos femeninos es, en los inicios de la novela, muy sugerente y prometedora. Sin embargo, acaba derivando, tal vez inconscientemente por parte de la autora, hacia el enfoque equivocado de que el feminismo ha de identificarse estrictamente con las mujeres y el machismo o sexismo con los hombres… Y ese enfoque, por desgracia, se hace patente en la narración cuando prácticamente todos los personajes masculinos son malísimos (salvo la excepción del gondolero o alguno que otro, cuya presencia en la narración no deja de ser anecdótica), mientras que los personajes femeninos son todos más o menos buenísimos. Ese es el gran fallo de esta novela, esa caída en los estereotipos del feminismo más infantiloide, que convierte a Las hijas del agua en una historia para mentes poco exigentes que solo buscan una novela de aventuras para pasar un buen rato.

Autor reseña: Maite Mateos