MÁS ALLÁ DEL HOMBRE Y LA MUJER

RESEÑA: TEORÍA KING KONG – VIRGINIE DESPENTES

Este ensayo es una sacudida, una inspiración, una profunda reflexión que tal vez contribuya a la aceleración del derrumbe de los cimientos del sistema capitalista o de la sociedad patriarcal, que es lo mismo. teoriakingkong
Virgine Despentes está considerada como una de las escritoras francesas más transgresoras e incómodas de los últimos tiempos. Y realmente, la Teoría King Kong es un texto polémico, impactante, directo, incisivo, colérico e incluso feroz en ocasiones, que habla de temas incómodos bajo un prisma autobiográfico irresistible, de temas como la violación, la prostitución, la pornografía, las diferencias de género impuestas a través de la cultura, de la trampa de la maternidad y de la trampa del machismo porque, “la familia, la virilidad guerrera, el pudor, todos los valores tradicionales están orientados a asignar un rol a casa sexo. Los hombres, cadáveres gratuitos para el estado, las mujeres esclavas de los hombres. Al final, todos esclavizados y nuestras sexualidades confiscadas, controladas, normativizadas. Siempre hay una clase social interesada en que las cosas continúen así, y que esconde la verdad sobre sus motivaciones más profundas”.
Y es que las palabras de Virgine Despentes, más o menos contundentes y en ocasiones contradictorias, no dejan de ser por ello menos acertadas las más de las veces, en especial cuando habla de la feminidad y la masculinidad como una construcción cultural, como una forma de opresión que ejerce la oligarquía del sistema capitalista sobre todos nosotros y en especial cuando habla de la opresión que los hombres ejercen concretamente sobre las mujeres porque, “Las ventajas que obtenéis de vuestra opresión están en peligro. Cuando defendéis vuestros privilegios de macho sois como los empleados de unos grandes hoteles que se creen los propietarios del lugar… unos sirvientes arrogantes y nada más”.
La revolución, afirma Despentes, pasa por reventar el sistema de mascaradas de la repartición de los roles entre los géneros. Porque King Kong, entendido como metáfora del estado primigenio en que no existían diferencias culturales entre los sexos, nunca debió ser exterminado. Debemos esforzarnos por recuperar a ese King Kong, esa esencia que está más allá del hombre y la mujer y nos convierte en personas.
Basta leer la Teoría King Kong para remover nuestros pensamientos y entender de una vez por todas que el feminismo no es algo que solo atañe a las mujeres. El feminismo es la revolución de todos.

Autor reseña: Maite Mateos

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s