REGRESANDO AL PUNTO CERO / RENOMBRANDO AL MACHISMO

Machismo es una expresión derivada de la palabra macho y por eso hay quien tiende a identificar la palabra machismo, única y exclusivamente con los hombres. Lo mismo ocurre con la palabra patriarcado.
Pero machismo o patriarcado no son sinónimos de macho, hombre o padre, sino que es una manera de pensar, una ideología que tenemos todos en mayor o menor medida grabada a fuego en lo más hondo de nuestras mentes que incluye un conjunto de conductas, creencias, actitudes y prácticas sociales que tienen como objeto la dominación y la negación de aquello que es diferente y especialmente ataca a la mujer como persona (entre otras colectividades).
El machismo o sexismo es una actitud de prepotencia, un deseo de dominio, de control y no duda en utilizar la violencia para conquistar e imponerse. Por tanto, el machismo no es una actitud exclusiva de los hombres. También las mujeres tienen comportamientos y actitudes machistas. También las mujeres son capaces de utilizar la violencia para satisfacer su deseo  de dominio respecto al género que sea.
Muchos rechazan el tema de la violencia de género contra las mujeres argumentando que también existen muchos hombres víctimas de la violencia por parte de sus parejas o familiares más cercanos, que resultan ser mujeres. Y sí, existen hombres víctimas de la violencia sexista. Y no voy a entrar en si se dan más casos de violencia de un género respecto a otro. Lo importante es aceptar la idea de que un hombre puede ser víctima de la violencia de una mujer y superar la percepción machista de que un hombre solo puede ser, por definición, un sujeto fuerte y dominante. Rompamos con esos arquetipos y romperemos también con el sexismo y con la idea errónea de que el antónimo opuesto al machismo es el feminismo.
La realidad es que la palabra opuesta a la misoginia o al machismo es misandria (aunque haya algunos que últimamente hayan inventado vocablos más vulgares como hembrismo o feminazi). La misandria se define como el odio o aversión hacia los varones, algo que en realidad está muy alejado del feminismo.NawalElSaadawi_MujerEnPuntoCero El feminismo no es odio y aversión a los hombres, sino que es un movimiento de protesta que tiene como objeto el cuestionar la dominación de unas personas respecto a las otras y especialmente de un sexo, el del hombre respecto a la mujer, porque es una evidencia que históricamente, ciertas personas, por el hecho de ser mujeres, han sido dominadas, abusadas, discriminadas y anuladas como personas. Eso es lo mismo que experimentó la Firdaus, un personaje de la novela de Nawal El Saadawi, Mujer en punto cero, publicada en 1983 y que hoy día es considerada como uno de los puntales del feminismo. El personaje de la Firdaus está inspirado en una mujer real que optó por responder con violencia a la violencia que estaban ejerciendo sobre ella. Pero no debe entenderse la novela como una justificación de la violencia, ni siquiera de la prostitución, por mucho que se afirme en ella, siguiendo las palabras de la Firdaus que “su oficio lo habían inventado los hombres, los hombres son quienes controlan nuestros dos mundos, el de la tierra y el cielo. Los hombres obligan a las mujeres a vender su cuerpo a un precio, y el precio más bajo de todos es el de las esposas. Todas las mujeres son prostitutas de una manera u otra. Yo, como era inteligente, prefería ser una prostituta libre a ser una esposa esclavizada. Cada vez que entregaba mi cuerpo, cobraba el precio más alto”.
La novela debe entenderse como un camino hacia la reflexión. La Firdaus, cuando al fin vuelve a experimentar el abuso y el dominio sobre ella, por parte de un proxeneta, reacciona matando a ese proxeneta. Utiliza la violencia. Ella se justifica diciendo que no ha matado con la navaja sino con la verdad. Ella acepta el hecho de que la deban ejecutar por ello, por la violencia ejercida, pero sabe que en el fondo no es esa la causa de su eminente ejecución. Afirma que “cuando maté lo hice con la verdad, no con una navaja. Por eso tienen miedo y prisa por ejecutarme. No es la navaja a lo que temen, sino a la verdad. Esa verdad tan terrible me da una gran fuerza. Me protege del miedo a la muerte, a la vida, al hambre, a la desnudez o a la destrucción. Es esa verdad terrible lo que me impide tener miedo de la brutalidad de los gobernantes y de los policías”.
Una verdad que está reflejada en una cancioncilla que la Firdaus disfruta tarareando:

No espero nada,
no quiero nada,
no temo nada,
soy libre.

Hemos de entender pues, que haya quien reaccione con violencia si se le pone al límite de sus fuerzas y de la pérdida de su libertad, como le ocurre a la Firdaus, ya sea hombre o mujer, pero todos deberíamos luchar por erradicarla de nuestras vidas. Deberíamos luchar contra la violencia, el dominio y la discriminación de unos sobre otros. Y eso es lo que es el machismo, violencia, dominio y discriminación de unos sobre otros.
Hay quienes se sienten aludidos y atacados cuando se habla de machismo y  responden vanagloriándose de sentirse moderadamente machistas,  cayendo en el error de identificar una y otra vez la palabra machista con la palabra macho o varón, sintiéndose orgullosos de responder a los arquetipos de lo que se entiende por ser muy macho, muy viril, que no hace otra cosa que enmascarar sus miedos a ser tachados de débiles. Prefieren ser considerados machistas si eso les devuelve en el espejo la idea o el reflejo de lo que creen  que deben ser, fuertes y dominantes. Es como un círculo vicioso.
No obstante entiendo que se sientan atacados y lo entiendo porque algo similar sentimos algunos al oír el término de feminazi, que recuerda a la palabra feminismo y puede tomarse equivocadamente como un ataque al feminismo, visto erróneamente como misandria. Y ya va siendo hora de que superemos esas nociones equivocadas. Por eso es necesario reescribirlas y tal vez hallar nuevas palabras (como la palabra sexismo) con las que nombrarlas.

Autor: Maite Mateos

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s