Rosa de fuego

Rosa de fuego
Me la dio un dragón negro,
enorme y diminuto,
terrible e insignificante.
Ni él quería dármela ni yo tomarla.
Escapó de sus fauces un día
y hoy arde en mi alma.
Rosa de fuego
¿La consumirá el tiempo cómo a las otras?

Autor: Maite Mateos

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s